Frustración como motivación: Conversando sobre Cultura Digital en Brasil

Salir de nuestra zona de confort, da miedo. Estamos tan acostumbrados a nuestras rutinas y hábitos, o pensamos que estamos en un momento tan bueno en nuestras vidas, que cualquier cosa que amenace o nos desafíe a cambiar cualquiera de nuestras actividades nos exponen a lo desconocido, lo que podría ser para bien o para mal . Esto es aún más difícil, si el cambio implica no solo un cambio de actividad, sino un cambio de paradigma, es decir, una transformación en la forma de pensar y entender las cosas.

Me parece que este fue el sentimiento que se destacó durante los debates que tuvieron lugar en la Segunda Semana de la Cultura Digital* en Campinas. El tema de la semana de este año fue: “Puede el Internet subvertir el orden?”, lo que llevó a cada uno de los participantes a reflexionar sobre nuestro orden actual y qué cambios, si los hay, el Internet está causando. La mayoría de los participantes coincidieron en que SÍ, Internet está cambiando las reglas de juego, pero ¿qué tipo de cambio es que este?. Si es bueno o malo, se discutió mucho. Esta divergencia es la que ha causado la mayor parte del malestar. Cosmovisión, objetivos, creencias y realidades, hizo que todos entendieran la pregunta de maneras diferentes. Por ejemplo, se podía ver cómo algunos fueron muy centrados en software, otros sólo en infraestructura, mientras que otros estaban tratando de abordar el desafío, para incluir a más personas en el mundo digital, con proyectos más amplios, centrándose no sólo en el software y la infraestructura, sino también con apoyo en la educación y en lo social. La conclusión de estas diferentes perspectivas fue la sensación de que sólo unas pocas personas están jugando para ganar en este nuevo entorno. Se podía ver algunas miradas frustradas en algunos participantes, en especial en aquellos que trabajan en este contexto, ya que es su tarea la de llevar cultura digital a los  más necesitados.

Entonces, ¿cuáles fueron los desafíos identificados?:

  1. Existe un sector privado muy experto, que estudia constantemente el Internet para encontrar maneras de aumentar sus ganancias. Mientras que las ONG o el gobierno están tratando de encontrar maneras de motivar a la gente a participar más en los servicios sociales en línea, tales como educación a distancia, las empresas han descubierto formas de interactuar con sus clientes, y lo están haciendo desde hace varios años. Así, surgen algunas preguntas: ¿Debemos aprender del sector privado? ¿Esta actitud no pone en peligro nuestros valores? ¿Qué otra cosa podemos hacer sin usar los trucos del mercado?
  2. Todavía hay una fuerte creencia de que solo el acceso puede ayudar a los individuos, por lo que hay muchas iniciativas que permitan el acceso a hardware, software y conectividad, lo que les sitúa como iniciativas competidoras de aquellas que también ofrecen educación y apoyo social, por lo que es difícil para estos encontrar apoyo económico para sus actividades. En un entorno acostumbrado a los números, ¿cómo explicar que enseñar a pocas personas cómo utilizar correctamente el Internet para mejorar sus vidas es mucho mejor que la enseñanza de una gran cantidad de personas como prender y apagar un computador? Por otra parte, en una sociedad que ha promovido tanto algunas herramientas de Internet como Facebook, ¿cómo motivar a la gente a inscribirse en los cursos que les enseñan mucho más, cuando lo único que quieren es utilizar Facebook como sus amigos lo hacen? ¿Cómo hacerles comprender que mucho más es posible y que ellos tienen el potencial para aprender.
  3. Este último desafío motivó a algunos activistas en Brasil a comenzar a discutir con más detalle qué es la inclusión digital, y llegaron a la conclusión de que mucho más que acceso era necesario, que lo que se necesita es motivar a las personas a producir tanto como consumir información en Internet, es por eso que en Brasil, ahora están hablando de la promoción de la cultura digital. Pero esto es también un desafío. No hay consenso sobre el término y es difícil animar a los ciudadanos a tener más cultura digital. La revista ARede** indica que un cambio de paradigma es necesario. Hay que cambiar el alfabetismo digital por una inclusión cualificada. Esta revista también indica que algunos cambios ya están ocurriendo, pero teniendo en cuenta todo el país (Brasil), este cambio está aún lejos de ocurrir. ¿Cómo ayudar a las iniciativas que van por buen camino? Estas pueden incluso ofrecer cursos interesantes, pero si los usuarios no se inscriben, ¿qué hacer?
  4. Otro desafío es el que es más conocido: la falta de una buena infraestructura, hardware, software y conectividad. Las iniciativas gubernamentales están llevando colocando más telecentros gratuitos, las ONG están creando sus proyectos en lugares que necesitan conectividad y por supuesto, el acceso pagado también se puede encontrar en muchos lugares, pero en general, todavía hay barrios que, por su escasa demanda, no tienen acceso, en particular al servicio de Internet. El principal cambio en este escenario esta en el foco en el Internet. El acceso al equipo es ahora más fácil, se puede comprar un computador y llevarlo a cualquier parte, la electricidad ya no es un problema (en Brasil), pero el acceso a Internet sigue siendo difícil. Si esto sigue siendo un problema, y ​​requiere de grandes inversiones, ¿cuál seria la mejor forma de equilibrar esta necesidad con la necesidad de promover una inclusión cualificada? ¿Cómo priorizar?

Pero no todo fue malestar y frustración. El hecho de que hay gente discutiendo sobre estos temas y evaluando cómo proceder, nos da esperanzas para creer que el cambio de paradigma vendrá. Lo que hay que garantizar es que el entusiasmo no se agote, para que las personas no se conformen a lo que tenemos ahora, en lugar de crear un futuro diferente (aunque desconocido). Como se dijo durante el debate, la calidad de este futuro está en nuestras propias manos. Está en manos de todos los usuarios. Por primera vez en la historia una herramienta de comunicación de masas está en las manos de los usuarios finales, sin intermediarios. Los intermediarios han elegido por nosotros lo que es noticia y lo que recibimos como información. Pero ahora, con la Web 2.0, que permite a los usuarios ser también productores, podemos interactuar con otros y producir contenido relevante para nuestras comunidades. Las ideas se pueden compartir en línea y movimientos de gente pueden ser motivados. Estamos viviendo un momento histórico que puede cambiar la forma de entender a la información y a la comunicación, es por esto que eventos como esta semana que pueden causar angustia y ansiedad, porque todo parece demasiado complicado y de desconocido resultado. Pero … Eso es precisamente lo que me da esperanza de que vamos en la dirección correcta, porque creo que un futuro mejor es posible, y si lo que estamos haciendo ahora no funciona, tenemos que tratar de diferentes maneras. Eventos como esta semana, sirven como puntos de partida para discusiones más profundas, para ver dónde tenemos que invertir más y para reconocer a otros que están luchando con nosotros, para hacer aliados y aumentar nuestro impacto.

Como una vez escuché … es bueno enfrentar una situación de malestar o frustración, ya que ayuda y motiva a darse cuenta de que nuestro camino no está correcto, sólo entonces se puede cambiar de dirección, y mejorar nuestra vida.

* Acerca del evento: Después de varios años de discusión sobre temas de inclusión digital, varias organizaciones que trabajan en Campinas, decidieron formalizar sus discusiones en un grupo llamado “Foro de la Cultura Digital de Campinas”. Y para llegar a más personas involucradas en las discusiones, organizaron la “Semana de la Cultura Digital”, que ocurre todos los años, ofreciendo al público de forma gratuita, debates, seminarios, talleres y eventos culturales. Este año fue su segundo evento, y me gustaría que esto siga creciendo y cada vez mejor en los años venideros.

Para más información: http://culturadigitalcampinas.org.br

** AREDE, 2013, Presentación, 4ta Entrega Anual ARede Inclusión Digital 2012-2013, proyectos de la Sociedad Civil. Bit Social: São Paulo, pp 10-14.

Para más información: http://www.arede.inf.br

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s